Saltar al contenido

El método australiano de esquila de ovejas

metodo australiano esquila

Del millar de españoles dedicados a la esquila de ovejas en el año 2017, estimados por el presidente de la Asociación Española de Esquiladores, Daniel Carrillo; son pocos los que conocerán de qué trata el método australiano de esquileo. Pues a pesar de la larga tradición que hay en España en cuanto a producción de lana, realmente el país cuenta con muy pocos profesionales del esquileo.

A diferencia de Australia, primer país productor de lana del mundo, el esquilador es un profesional que se especializa en desempeñar esta tarea de campo, cuyo deseo de cumplir con los de estándares de calidad y eficiencia australiana dio paso al método australiano de esquileo, popular entre veteranos del negocio en el sector ovino.

¿En qué consiste este método?

El famoso método consiste en sentar el animal, mientras que la persona que se encargará de esquilarlo se ubica detrás de él; posteriormente se comienza a

esquilar avanzando por el pecho o la barriga y termina cortando la lana presente en la cabeza de la oveja.

En Australia y otros países del mundo, se acostumbra aplicar esta técnica cuando existe una mayor demanda o cantidad de ovinos, o si la actividad se practica con el animal suelto.

¿Cuales son sus ventajas?

La principal característica que distingue este método del esquileo tradicional español es que este no se preocupa en atar las extremidades de los animales para esquilarlos, sino que sustituyen el amarre por ligeros movimientos en los brazos y piernas del esquilador, que controlan perfectamente al animal.

Ello otorga un sin número de ventajas que comienzan por  mayor rapidez en el esquileo, mejor terminación de la oveja,  obtención del vellón completo que facilita una mejor clasificación posterior.

Además, de proporcionar menos repasos al momento de esquilarla, con lo cual se da mayor longitud media a la fibra y mejor calidad. Es posible decir el método también se preocupa por la salud de las ovejas, pues al evitar amarrarlas causan menor traumatismo y estrés en el rebaño esquilado.

Guia para lograr un perfecto esquilado

Colocación y control del animal

Si la posición de la oveja y el esquilador son correctas, el control es automático. Ello propiciará el correcto desplazamiento de la maquina sobre el animal.

Control del recorrido de la máquina

El artefacto tiene que recorrer de vuelta la misma distancia y con igual velocidad que en cada recorrido hacia delante.

Concentración

La oveja debe ser controlada por el tacto, mientras que los ojos del esquilador deben seguir a detalle los movimientos de la máquina.

Coordinación

Para que el esquileo sea plenamente satisfactorio, la máquina debe trabajar con un movimiento continuo; efecto que se logra, únicamente, por la coordinación del esquilador.

Resistencia

Pese a que el esquileo ocupa muy poco tiempo de manera individual, una jornada completa de trabajo en esta práctica puede durar hasta 18 horas. La resistencia será la clave para el esquilador principiante e incluso veterano, pues no es sencillo acostumbrar el cuerpo a una actividad que demande fuerza, trabajo y coordinación.