Saltar al contenido

La raza Dorper; la oveja que no necesita esquila

ovejas dorper

Al igual que un perro peruano, una oveja de raza Dorper es un ovino cuya característica singular es no tener lana que cubra su cuerpo. Se trata de una peculiar raza que por obvias razones no necesita ser esquilada. Es una raza que vio su origen en Sudáfrica en el año 1930 como producto de un cruce entre otras dos razas.

Su nombre de raza “Dorper” proviene de las dos razas que fueron participes del cruce “Dorset Hom” y “Blackhead”. Las cuales por el año 1946 fueron cruzadas de manera definitiva para dar luz a esta peculiar criatura.

Origen de raza

Como mencionamos anteriormente, la raza ovina Dorper fue producto de un cruce entre dos razas distintas de ovejas. La cual fue desarrollada por grandes esfuerzos del departamento de agricultura “Grootfontein”, un colegio sudafricano. Pero ¿A qué se debe el desarrollo de esta raza? Principalmente al árido clima de las regiones del país.

Las ovejas son esquiladas cada cierto tiempo para que, además de producir lana, no tengan que soportar altas temperatura. Temperatura que, en Sudáfrica, se ve superada con gran facilidad, ocasionando que las ovejas comunes no puedan subsistir en esta región.

A través de las razas Dorset Hom y Blackhead, la nueva raza Dorper heredó las mejores características y la capacidad de aguantar altas temperatura. Además de, por supuesto, el nulo crecimiento de lana en todo el cuerpo que permite no necesitar esquila.

Características de raza

raza dorper

Te preguntaras ¿En qué se diferencia una oveja Dorper de las comunes? Aunque puede parecer obvio a simple vista, la ausencia de lana no es la única diferencia. Como mencionamos anteriormente, esta raza de ovinos fue desarrollada para su fácil adaptación a climas extremos y sobrevivir a la región árida de Sudáfrica.

Adicionalmente a ello, esta raza cuenta con altas tasas de fecundidad, resistencia y crecimiento. Asimismo, esta raza tiene partos múltiples por año, llegando a tener un promedio de 2.25 ovejas.

En cuanto a su apariencia, las ovejas de esta raza tienen la cabeza negra, sin tocar la espalda, pero cubriendo todo el cuello hacia abajo. Por otro lado, y aunque no son comunes, también hay ovejas de cabeza blanca llamadas “White Dorper”.

La raza Dorper en otros países

Aunque inicialmente la raza fue desarrollada para soportar las elevadas temperaturas de Sudáfrica, la raza también persiste en México. País en el cual tuvo llegada en el 1996 en el rancho Florisol de Queréfano. Lugar en el que ha sido participe de diversas competencias de las que ha salido victorioso por su gran belleza y características productivas.

Al ser una raza de fácil adaptación a diversos climas, se encuentra también en países con ambientes tropicales.

¿Qué cuidados necesitan?

A diferencia de las razas comunes de ovejas, las ovejas Dorper son en extremo fáciles de cuidar. Cuentan con una piel lo suficientemente gruesa como para protegerse de las condiciones climáticas que se presenten. Y, aunque no requieran de cuidados usuales como el esquilado de lana, sí requieren de un cuidado mínimo.

Los cuidados principales se tienen que aplicar en el momento del parto, sin embargo, generalmente las madres cuentan con un instinto maternal refinado. Y para su crecimiento saludable solo le basta con comer pasto para alcanzar más de 35 kilos en los primeros tres meses.